EL ORIGEN…¿HARPASTRUM?

El origen de nuestro deporte en la edad moderna es claro, desde el día que Williams Webb Ellis tomo esa pelota con las manos y corrió hacía la meta; daba el punta pie inicial para que se desarrolle el rugby. Pero muchos otros fueron los juegos de pelota jugados, desde la antigua China hasta el siglo XIX, pasando por los greco romanos y los de la edad media. A pesar de que la versión “romántica” de su origen sea fuerte, el mismo no está bien definido. Si bien el hecho ocurrido en noviembre de 1823, es para la mayoría de nosotros el hecho fundacional y nadie lo duda, no se quiere buscar algún pero en esta historia, solo antecedentes y lo que posiblemente podría ser el padre del rugby, algo que Ellis desconocía y su instinto saco a relucir en los campos de Rugby.

Pero muchos son los juegos practicados que podrían ser antecedentes de nuestro rugby; como es el caso del TSU CHU, hace poco más de dos mil años, este fútbol ceremonial, se practicaba en China, donde dos equipos luchaban por los puntos, impulsando la pelota por encima de una red de seda colgada entre dos palos altos de bambú. En el oriente, precisamente Japón, se jugaba el KEMARÍ, juego ceremonial, donde los “señores”, pateaban una pelota de piel de ciervo decorada dándose pases, bajo un modelo formal, dentro de un campo delimitado por árboles ornamentales; se jugo durante miles de años. En Nueva Inglaterra (USA), los indios jugaban a PASUCKQUAKKOHOWOG (se reúnen para jugar al fútbol), en 1620, era un espectacular cotejo en el cual podrían participar hasta mil jugadores, divididos en dos equipos que luchan por una pelota de piel de ciervo, y hasta se hacían apuestas. Ya en Europa, el principesco juego llamado PALLONE fue descripto varias veces como el precursor del rugby, se jugaba en grandes espacios abiertos (plazas o palacios). En América del Norte, en los siglos XVII y XVIII, existía un juego con dos porterías a 300 o 400 pasos de distancia, donde la pelota se lanzaba al piso y el que más alerta estaba la agarraba primero y quién llegaba antes a la portería ganaba. En 1810, el BALLSPIEL, era un juego de fútbol practicado en Rusia, en el que los jugadores pateaban y golpeaban lo que era una vesícula inflada. EPISCYRO, PHENINDO, APORRHAXIS y URANIO, son algunos de los juegos reglamentados que se desarrollaban en la antigua Gracia. Pero es en la época romana, donde aparece y se juega, lo que sería el precursor del rugby, el HARPASTRUM, donde en un terreno rectangular delimitado, se llevaba la pelota (Harpastro), con la ayuda de pases y esquivos, hasta pasar la línea de fondo del campo adversario y se podía interceptar al portados de la pelota, tirándolo al suelo o agarrándolo, así lo describió en sus narraciones Galeno, este juego romano tiene todas las similitudes al rugby y parece ser el precursor de nuestro deporte.

Ya ingresando a la Edad Media, en Francia, allá por los años 1000, hay registro escrito de la SOULE FRANCESA, la cual tenía dos modalidades de juego, la “Soule Corta”, dentro de un terreno delimitado y con gran número de jugadores, podían llegar a 100 y se debía llevar la pelota (vesícula de cerdo, inflada en gran dimensión), al otro extremo del campo; la otra variedad de este juego era la “Soule Larga”, el cual era transportar la pelota de un pueblo a otro, en un principio se jugaban durante la Navidad y la vigilia de Cuaresma, para luego hacerlo los domingo. Con gran número de jugadores, se tornaban peligroso, hasta producían muertos esporádicamente, fueron prohibidos entre 1312 y 1496, por este motivo, además de hacerlo por la distracción que provocaba en los sirvientes y las “clases sociales” bajas del trabajo, como del manejo de las armas; pero al ser populares entre los campesinos y estudiantes, lo pudieron mantener vivo a pesar de las prohibiciones y rechazos.

220px-Harpastum_romainEn el siglo XV, el HARPASTRUM, renacería en las grandes ciudades italianas, Padua y Florencia, eran las principales; bajo la forma de calcio; con terreno delimitado, jugadores vestidos en terciopelo coloridos. Cuando la pelota traspasaba la línea, era punto o cacica, la pelota se impulsaba con las manos o pie, pero no podía sobrepasa la altura de los jugadores, estos tenían puestos definidos dentro del campo de juego. Los delanteros atacaban con los pies y; los medios y tres cuartos impedían su avance “placándolo” y de ese modo se producían las “melé o sacaramuggia”, para intentar recuperar la pelota e intentar despejarla.

En Francia, bajo el reinado de Enrique II, la Soule y los deportes se popularizaron, quien luego al casarse  con María Estuardo, introdujeron los mismos a la corte escocesa, por esos años la nobleza se oponía al fútbol (término que designaba a todas las variantes de los juegos de pelota), a menudo era prohibido por la realeza, pero a veces era tolerado, por ser tomado como una salida, un escape para los “varones” apuestos. Violentas melés (scrum), por la posesión de la pelota, correr, lanzar, para finalmente apoyarla en el suelo o lugares pre definidos, dando esto la puntuación al equipo.

 

Bibliografía: “Historia del Rugby” de Jordi Solá Grancha – Barcelona.

Diccionario Enciclopédico Salvat

Web sites

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s